Venezuela precisa mayor espectro radioeléctrico para despliegues de 5G

La mayoría de los países de América Latina y el Caribe trabajan para aumentar la digitalización de los diferentes sectores que conforman la sociedad. Las autoridades de los mercados prestan especial atención en lo que refiere a la salud, las instituciones gubernamentales y especialmente la educación. Para poder avanzar en la digitalización de cada uno de los países es necesario un trabajo en conjunto de todos los sectores económicos. Pero además debe existir un esfuerzo del Estado para crear las condiciones necesarias para llegar a esa meta.

En el webinar titulado la “Evolución de las telecomunicaciones en Venezuela” que fue impartido por Pedro Marín, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones – CASETEL, se ilustró un panorama de la realidad de ese país a nivel tecnológico.

Destacó 1991 como el año que marcó un hito para el sector de telecomunicaciones en Venezuela, ya que se abrió la competencia y se privatizó Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV). Añadió que en el año 2013 hubo una caída de 80% del PIB, lo cual frenó la inversión en el sector imposibilitando la repartición de capitales para construcción y tendido de nuevas redes. También recalcó que en el 2017 se hicieron modificaciones a la ley, poniendo trabas burocráticas las cuales dieron como resultado entre 2013 y 2019 la pérdida de más del 50% de las líneas telefónicas móviles de 30.000.000.

Durante su presentación, Marín aseguró que las causas del declive del sector evidenciaron un incremento exponencial de los costos con tarifas reguladas que generó desinversión y obsolescencia de plataformas. Adicional a estas causas se añaden el vandalismo y saqueo de las estaciones, los problemas eléctricos, las fallas de suministro de diésel y la fuga de personal calificado.

Así mismo, indicó que a partir del año 2020 CONATEL liberó las tarifas para los ISP generando un estímulo a la inversión en este sector y adicional dio habilitaciones a nuevas empresas ISP, así como también hubo un crecimiento de empresas que prestaban los servicios en ámbitos muy reducidos. Para complementar también se establecieron alianzas entre empresas públicas y privadas, pero de forma muy incipiente.

En su intervención mostró el crecimiento de los suscriptores por tipo de tecnología en Venezuela, evidenciando un crecimiento importante de 4G.  El experto aseveró que todavía no ve una implementación total de 5G en Venezuela, debido a las condiciones económicas del país, ya que estas no lo permiten. Así como también hizo referencia de que no han sido subastadas las bandas para ello, es por esto que las empresas operadoras están haciendo pruebas para aplicaciones específicas.

A pesar de las dificultades del sector de Telecomunicaciones, CONATEL seguirá otorgando nuevas habilitaciones para ISP, flexibilizando tarifas y disminución de costos, sin importar las serias carencias de conectividad.

Si bien, en la actualidad hay un crecimiento importante en Venezuela en el sector de las telecomunicaciones, este no responde a una visión de Estado ordenada con igualdad de oportunidades para todas las empresas, responde a un crecimiento anárquico y poco transparente en algunos casos, que tiende a disminuir al interior del país, en zonas apartadas de la capital con menor densidad demográfica, mayores distancias y menor poder adquisitivo.

Para potenciar la adopción de estas tecnologías y su avance es necesario que las autoridades pongan a disposición de la industria de telecomunicaciones mayores porciones de espectro radioeléctrico. Así como también la creación de una agenda con las futuras licitaciones de espectro que permita a los operadores planificar de forma eficiente el tendido de sus redes. Sin embargo, es prioridad que incluyan también a la promoción en la adopción de los servicios móviles para mejorar el éxito de estas iniciativas.