Venezuela despliega plan piloto introducción a las telecomunicaciones en colegios

El trabajo en la digitalización de la economía de un país requiere de la formación de su población. Preparar a las futuras generaciones para entender como funciona la tecnología y de que manera se puede potenciar su uso es una de las tareas a llevar adelante por las autoridades.

Para transitar este camino, Conatel de Venezuela, a partir del apoyo de la empresa de telecomunicaciones Movilnet, iniciaron cursos de introducción a las telecomunicaciones en dos centros de educación media del sistema público de Caracas. Estas clases son presenciales e iniciaron su primera etapa.

El objetivo de este proyecto llevado adelante por Conatel es fomentar los estudios superiores de esta materia en los futuros bachilleres. La iniciativa además busca captar las potencialidades en materia de telecomunicaciones de los jóvenes que cursan el último año de educación media.

Este plan comenzó en el año 2022 de manera remota, a distancia, y este periodo escolar (2022-2023) se está realizando de manera presencial en el Liceo Bolivariano de Formación Cultural Fermín Toro. El propósito no es solo llevar la conexión a Internet, sino también motivar a todos los estudiantes para adquirir conocimiento sobre las telecomunicaciones. El plan estipula que para en junio llegar al Liceo Andrés Bello.

La formación cumple uno de los primeros pasos para estimular a los estudiantes a aprender sobre redes de telecomunicaciones. Y de esa forma incentivarlos para que avancen en la generación de conocimientos para mejorar las condiciones de conectividad en el país. Asimismo, se busca que una porción de estos jóvenes avance el estudio para que a largo plazo se interesen en carreras como ingeniería y puedan aumentar el desarrollo de este tipo de servicios en Venezuela.

Sin embargo, para que la iniciativa pueda tener encontrar una contraparte en la sociedad, es importante que se trabaje en aumentar el acceso a banda ancha en el mercado. Particularmente a partir de servicios de banda ancha móvil que por sus características permite acceder de forma más rápida y eficiente a zonas rurales y alejadas de los grandes centros urbanos.

En este sentido, tecnologías como LTE y 5G permiten ofrecer servicios de alta velocidad y robustes en los datos. Además, combinados con otras tecnologías como Internet de las Cosas y Big Data, permiten el desarrollo de diferentes sectores de la economía.

Para potenciar la adopción de estas tecnologías es necesario que las autoridades pongan a disposición de la industria de telecomunicaciones mayores porciones del espectro radioeléctrico. Así como también es importante que las autoridades pongan a disposición de los operadores una agenda con las futuras licitaciones de espectro, que posibilite planificar de manera eficiente el tendido de las redes.

En el mismo sentido, es necesario que se trabaje desde las autoridades para reducir las trabas burocráticas que pesan sobre el despliegue de infraestructura. Para ello se debe trabajar en la generación de una norma a nivel nacional que aglutine las demandas de los distintos organismos del Estado al momento de desarrollar redes. Otra de las medidas que forman parte de las mejores practicas internacionales es la generación del concepto de ventanilla única, que permita a los operadores tener un solo interlocutor y de esa manera facilitar el trabajo de los operadores.

Como se puede ver, la iniciativa de formar a estudiantes en temáticas básicas de telecomunicaciones es una medida positiva para que Venezuela pueda avanzar dentro de la digitalización del mercado. Sin embargo, este tipo de proyectos debe estar acompañado por otros que busquen aumentar el acceso a banda ancha en el mercado para de esa manera poder potenciar su eficiencia.