República Dominicana trabaja para ser un HUB tecnológico en Latinoamérica y el Caribe

Existen diferentes iniciativas y planes de gobierno que pueden desarrollar los Estados al momento de buscar una reducción de la brecha digital. Desde la promoción de planes de conectividad, hasta la entrega de dispositivos o la formación escolar, suelen ser ejemplos de los esfuerzos que las distintas administraciones realizan para mejorar el acceso en los países.

Con este objetivo los esfuerzos de la gestión del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) se ha enfocado en crear las condiciones que permitan mejorar los niveles de conectividad y el desarrollo de habilidades digitales que contribuyan al uso productivo de las TIC. Es por esto que el año 2023 tuvo un cierre de año con avances significativos de la brecha digital en el país, mediante la implementación de diferentes proyectos y políticas públicas que han logrado posicionar a la República Dominicana como un HUB tecnológico en Latinoamérica y el Caribe.

La actual gestión ha centrado su enfoque en hacer una República Dominicana más conectada incrementando a más 1,000 puntos de acceso WiFi gratuitos, ubicados en sistemas de transporte público, escuelas, centros hospitalarios y zonas de alta densidad poblacional.  También lanzó al mercado la licitación de espectro radioeléctrico, dejando disponibles para uso las bandas de 700 MHz, 2300 MHz y 3600 MHz.

Se desarrolló y lanzó la plataforma de Validación de Documentos y Firmas Digitales, “Validafirma”, que tiene como propósito contar con un sistema que facilite la verificación y validación de la autenticidad, integridad y legalidad que poseen los documentos firmados digitalmente en el territorio nacional. Así mismo, se lanzó y actualizó la nueva aplicación móvil, App Indotel, a través de la cual los usuarios pueden acceder a los servicios de la institución, verificar la cantidad de servicios contratados, medición de la velocidad de internet y la ejecución y seguimiento de quejas o denuncias.

También se inició el proceso de entrega de las 450.000 cajas convertidoras de señales del proyecto de Televisión Terrestre Digital (TTD), ofreciendo por el órgano regulador de las telecomunicaciones contenido de televisión por antena sin un servicio por suscripción por cable, con imágenes en alta definición y con mayor calidad de sonido.

Cabe resaltar que firmaron múltiples acuerdos con miras de continuar con el objetivo de mejorar la vida de los ciudadanos a través del incremento de los niveles de conectividad y desarrollo de habilidades digitales. Es por esto que, con su aporte de la igualdad de todos los ciudadanos, lograron capacitar a los ciudadanos sobre el manejo de las herramientas digitales las cuales permiten a las personas aprovechar la tecnología para buscar trabajos, continuar su educación, administrar necesidades de atención médica, hacer transacciones bancarias en línea, participar en comercio electrónico, utilizar servicios gubernamentales y mucho más.

Es importante que este tipo de iniciativas perdure para lograr brindar acceso a la población, aunque se encuentre apartada de los centros zonales, manteniendo un trabajo constante de los operadores y los entes gubernamentales. Además se facilita la implementación de los servicios de banda ancha móvil ya que son los más óptimos porque permiten alcanzar grandes coberturas de forma rápida y eficiente, con altas velocidades de acceso y conectividad robusta.

Las Tecnologías como LTE y 5G logran permitir el acceso de grandes porciones de la población de forma más simple y eficiente. Para incentivar a los operadores a desarrollar estas tecnologías es necesario que las autoridades pongan a su disposición una mayor porción de espectro radioeléctrico, de forma equitativa para todos los jugadores del mercado. Es también necesario que se genere una agenda con futuras licitaciones de espectro que genere planificación en el mercado.

Otra de las iniciativas que deben llevarse adelante está relacionada con la flexibilización de las demandas de los diferentes municipios a la instalación de redes de telecomunicaciones, y en particular de antenas. Es importante que exista una normativa que aglutine estas demandas y permita a los operadores conocer de antemano los obstáculos que enfrentarán en este sentido para así poder tener una mayor previsibilidad al momento de desplegar una nueva red.

En este mismo sentido, es necesario que se reduzcan las cargas impositivas que pesan sobre los componentes de red, para que de esa manera los operadores puedan desarrollar sus redes de mejor manera. En tanto una baja en los impuestos de los terminales de acceso permite a una mayor asequibilidad, lo que redunda en mayores porciones de la población conectada.