República Dominicana trabaja en mejorar habilidades tecnológicas de jóvenes

La formación de la población en el uso de nuevas tecnologías es uno de los trabajos que se deben llevar adelante al momento de buscar la digitalización de los países. Los esfuerzos que se realicen en este sentido posibilitan mejorar las condiciones iniciales para avanzar hacia un modelo productivo de país acorde al siglo XXI.

Para lograr este objetivo el Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (ProDominicana) y el Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA) trabajan, junto con Samsung Latinoamérica, en proporcionar habilidades tecnológicas y ofrecer formación especializada en programación y codificación a jóvenes dominicanos.

El acuerdo contempla ofrecer herramientas tecnológicas a los participantes, transfiriéndoles conocimientos académicos profesionales a través del programa Samsung Innovation Campus (SIC) y  así ampliar sus oportunidades de empleo en el país.  De esta manera unos 100 jóvenes dominicanos serán seleccionados para recibir una beca completa que les posibilitará participar del programa SIC.

Otro de los objetivos buscados a partir de esta colaboración es conectar a Samsung con los diversos actores nacionales para que puedan tener incidencia en el programa SIC. Además, acompañar y dar el seguimiento debido a los acuerdos arribados durante los encuentros entre Samsung y las diferentes entidades gubernamentales para el beneficio del país.

Con el desarrollo del programa se busca que República Dominicana pueda diversificar sus exportaciones relacionadas a bienes y servicios. Por ello, entre los objetivos fundamentales está fomentar la educación tecnológica para consolidar nuevos ecosistemas de servicios que permitan diversificar la producción.

Uno de los compromisos del programa de Ciudadanía Corporativa es potenciar las habilidades tecnológicas de jóvenes de la región para que tengan un futuro próspero y puedan convertirse en agentes de cambio. En tanto que, también se busca promover el desarrollo tecnológico del país a partir de la formación de los jóvenes.

El foco del programa SIC está especializado en programación y codificación, para que los participantes tengan la oportunidad de aprender diferentes tecnologías tales como Scratch, Solución de problemas con algoritmos y Rur-ple (Python), trabajando sobre la base de casos y problemas reales que contribuyan con sus soluciones al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El programa funciona como un incentivo para aumentar la adopción tecnológica entre la población. Sin embargo, debe estar acompañado por otra serie de iniciativas que busquen aumentar el acceso a la tecnología en la población, principalmente con la oferta de banda ancha para que los desarrollos llevados adelantes por el Programa SIC puedan contar con un mercado interno donde desarrollarse.

Las tecnologías de banda ancha móvil se presentan como una alternativa positiva, ya que por sus características permiten llegar a una mayor porción de la población. Tecnologías como LTE, o 5G, posibilitan brindar altas velocidades de acceso con robustez de datos.

En este marco, se vuelve necesario el despliegue de políticas que permitan la adopción de estas tecnologías. Principalmente aumentar la cantidad de espectro radioeléctrico disponible para los operadores móviles, así como también la generación de agendas con futuras licitaciones de espectro que posibilite a la industria planificar de manera eficiente el tendido de redes.

En el mismo sentido, es necesario que las autoridades busquen reducir las trabas burocráticas que pesan sobre el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones. En particular con la generación de una única norma que aglutina las demandas de los diferentes organismos del Estado, así como también con la generación del concepto de ventanilla única de trámites que permita a los operadores tener un solo interlocutor y facilitar las presentaciones burocráticas.

Como se puede apreciar la iniciativa desplegada en República Dominicana es muy positiva para el país. Sin embargo debe estar acompañada por otras políticas que busquen aumentar el acceso a banda ancha móvil para de esa forma mejorar el desempeño del programa.