Proyecto de conectividad en República Dominicana reduce la brecha en sectores apartados

La inclusión digital demanda a las autoridades de los países a generar diferentes programas que permitan a la población tener mejor acceso a la tecnología. Entre esas políticas, está la instalación de redes que permitan la conexión de red Wi-Fi en sectores apartados, siendo esto una ventaja para reducir las brechas existentes.

Se debe garantizar que todas las personas tengan acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), adicional de que sepan cómo usarlas de manera segura y efectiva. Incluyendo a personas con discapacidades, personas mayores, personas de bajos recursos económicos, personas de grupos étnicos y culturales minoritarios, entre otros.

En ese sentido, el pasado mes de octubre en República Dominicana, se inauguró la planta de energía solar en la comunidad de Sabana Real, donde más de 225 habitantes contaran con acceso a energía eléctrica confiable y sustentable. A su vez, a través del proyecto Conectar a los no Conectados, contenido en el Plan Bianual de proyectos de Indotel y del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones, instaló una red Wi-Fi para que se pueda acceder a internet bien sea para educación, capacitación en línea, telemedicina y oportunidades de trabajo remoto, aportando una mejora significativa a las condiciones de vida y económicas de las personas. 

Este proyecto beneficiará a más de 225 comunitarios en 81 viviendas, 11 comercios, 2 iglesias, la cooperativa, un puesto militar y una caseta de guardaparques con un servicio de alumbrado que mejorará el confort y la seguridad de esta zona rural, permitiéndoles disfrutar de una vida más digna y saludable. Además, generará oportunidades de crecimiento económico al incentivar el uso de nuevas tecnologías que faciliten la creación de comercios, el acceso a la información y la comunicación. Asimismo, promoverá la modernización de la agricultura al permitir el uso de maquinaria, sistemas de riego y tecnologías de conservación, mejorando la productividad y la eficiencia.

Este proyecto también ha contribuido a la conservación del medio ambiente al prevenir los efectos del cambio climático, potencializa las energías renovables, ya que estas favorecen a la ampliación de la matriz de energía y pueden disponer de servicios energéticos sostenibles y modernos.

Busca llegar a una mayor porción de población carente de una conexión a internet. Sin embargo, este beneficio debe ser apalancado con políticas que busquen aumentar el acceso a banda ancha en el país. En ese sentido, las tecnologías de banda ancha móvil como LTE, y 5G, permitirán llevar el servicio a las zonas alejadas de los grandes centros urbanos, a poblaciones vulnerables y a las zonas rurales.

El despliegue de este tipo de iniciativas conforma un importante avance en la búsqueda de la inclusión digital. La segmentación en la población que apuntala a un grupo poblacional que suele tener mayores dificultades de acceso a este tipo de tecnologías.

Por este motivo es necesario que las autoridades desplieguen políticas que busquen aumentar la adopción de estas tecnologías. En particular aquellas iniciativas que busquen aumentar el acceso a banda ancha móvil en la población, como una mayor disponibilidad de espectro radioeléctrico para la industria de telecomunicaciones, así como también la generación de una agenda con futuras licitaciones que permita previsibilidad a los operadores. En ese sentido, es también necesario para la planificación de la industria en el tendido de nuevas redes de telecomunicaciones la reducción de las trabas burocráticas. La existencia tanto de una única norma a nivel nacional que aglutine las demandas de los diferentes niveles del Estado, así como una estrategia de ventanilla única de trámites son medidas a considerar por las autoridades.