Perú debe seguir trabajando en el uso que la población puede darle a Internet

Entrevista a José Aguilar, Economista, experto en políticas públicas y regulación de servicios públicos. Parte I

Los diferentes países de América Latina y el Caribe trabajan a diario en planes y programas que buscan aumentar el acceso a Internet en la población. Existe conciencia en las autoridades de la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para potenciar diferentes sectores de la economía. Sin embargo deben existir mayores esfuerzos en educar a la población sobre la aplicación de estas tecnologías.

José Aguilar, Economista, experto en políticas públicas y regulación de servicios públicos

Sobre estos temas Brecha Cero dialogó con José Aguilar, quien está formado como economista de la Pontificia Universidad Católica con más de quince años de experiencia laboral en el Sector Público y Magíster en Administración de la Universidad ESAN con especialización en Finanzas. Se ha desempeñado en cargos como director general de la Dirección General de Políticas y Regulación en Transporte Multimodal del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Además, por más de tres años desempeñó el cargo de director general de la Dirección General de Políticas y Regulación en Comunicaciones del MTC. Además, fue jefe de Regulación del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (OSITRAN).  

Así mismo, por más de 8 años, fue parte del Organismos Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (OSIPTEL).  Y ocupó el cargo de presidente del Consejo Directivo de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao. También se desempeña como docente de postgrado en diversas universidades.

Brecha Cero: ¿De qué forma las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) mejoraron las condiciones de vida de los peruanos?

José Aguilar: es muy importante hacer una medición. En nuestra etapa en el MTC de como impacta la infraestructura de telecomunicaciones en Perú, y arrojó como resultado un impacto de entre el 1% y el 1,5% en el PBI. Es una cifra que coincide con otras investigaciones que se realizaron. Pero luego hay que aterrizar esa realidad a la población. Entonces hicimos otra investigación donde se calculó que el impacto de desplegar Internet fijo en zona rural era aproximadamente aumentar los ingresos de esas familias en 100 dólares mensuales.

Hay un impulso muy grande en el uso de las tecnologías, y la pandemia nos ha dado un empujón fuerte. Pero a pesar de ese empujón, creo que nos falta mucho. Lo que si se ha fortalecido o incentivado bastante es el uso de pagos digitales. Uno puede utilizar billeteras digitales para realizar pagos en los mercados, ya no es preciso llevar efectivo. Eso sí ha sido muy fuerte, incluso personas que por alguna razón no querían tener este tipo de cuentas ya empezaron a sumarla para cobrar por medio de la billetera virtual. De esta forma en el tema de inclusión financiera se ha podido avanzar bastante.

Pero en otros temas aún nos falta. En particular desde el punto de vista de que tan amables son las plataformas. Al inicio de la pandemia, las grandes cadenas de tiendas y supermercados comprar por Internet fue un desastre, porque los diferentes sistemas de inventario, de ventas, no conversaban entre sí. Actualmente, entre las grandes empresas, esos sistemas comenzaron a funcionar, las entregas de productos son en el mismo día. Pero esos avances no alcanzaron a las pequeñas empresas.

Algo que llama la atención es un informe del Instituto Nacional de Estadística sobre el acceso a las TIC en los hogares. Muestra que aumentó bastante a partir de 2021 y sigue en crecimiento, el 96% de los hogares tiene algún tipo de TIC. También la telefonía móvil sigue creciendo, con un 95,7% de hogares que cuentan con servicios móviles. En tanto que la ciudadanía que tiene acceso a Internet es de cerca del 78,8%, queda una brecha importante en la zona rural, cerca del 50%. Sin embargo, de pre pandemia a la fecha es algo que sigue creciendo, para fines de 2019 26% de hogares rurales tenían acceso a Internet, mientras que hoy llega al 52%. Es decir que se ha duplicado.

Entonces el Internet crece a pasos agigantados, pero de que sirve el acceso si el usuario no tiene dispositivos de acceso y no sabe qué hacer con ellos. Ahí todavía falta un poco, trabajar en una parte de la población sobre el uso de las tecnologías.

Brecha Cero: ¿Qué sectores de la economía, como la banca, la agricultura, el turismo o la industria manufacturera, tuvieron un mayor avance en la digitalización?

José Aguilar: Aparte de la banca, el comercio y el retail de gran escala. En el retail minorista se flexibilizó en la forma de pago. La minería, Perú como país minero, sí avanzó en la adopción TIC desde antes de la pandemia. Ya se utilizaban algunas minas con redes 4G. Incluso ahora se usan los buses eléctricos para llevar a los empleados del campamento a la mina. El minero es el que más fuerte ha incidido.

Un sector que está tratando, y trata, de incorporar las TIC es el transporte. Yo fui presidente de la autoridad de transporte para Lima y Callao, donde trabajamos para flexibilizar el pago del servicio, porque hasta el momento era todo efectivo. Algunas empresas de transporte, acá en Perú tenemos dos: transporte regular y concesionado. En el primero se adaptaron de forma mucha más rápida, ellos implementaron una tarjeta de pago, que se compraba y cargaba previamente por los usuarios. Un servicio que funciona muy bien. Y también implementaron otras formas de pago, con tarjetas de crédito y pagos electrónicos con el celular, aunque estas variantes no contaron con la demanda esperada. Entonces el sector de transporte ha iniciado un proceso de modernización.

El sector agrícola está empezando, todavía no es Smart Tech, pero ya están encaminados hacia ellos. El sector pesquero también está en ese proceso de modernización.

Brecha Cero: De las diferentes iniciativas llevadas adelante por las autoridades del gobierno peruano, ¿Cuáles cree que tuvieron mejores resultados en la digitalización de la sociedad?

José Aguilar: Hay una serie de política que empezaron cuando forme parte de MTC y con el tiempo mejoraron. Nosotros iniciamos una política con el canon del servicio móvil, donde se canjeaba una parte de ese pago por la instalación de antenas en algunas localidades rurales. Iniciamos con cerca del 20% del canon, y luego lo aumentamos a 40% , y entre todas la empresas de telecomunicaciones teníamos alrededor de 200 localidades. Actualmente ese porcentaje se mejoró, alcanza el 60%, y para fin de año se van a beneficiar a 400 localidades. Con el despliegue de servicios 4G, en alguna parte del despliegue de fibra, y en zonas donde no hay cobertura.

Otro punto está relacionado al despliegue de infraestructura. Ya había una norma, la ley de antenas, centrada en el despliegue, con la pandemia la mejoramos. Era una norma que era temporal y actualmente el congreso determino que sea permanente. Con lo cual hay más facilidades para el despliegue.

El ultimo concurso de espectro en la banda AWS y 2,3 GHz también tuvo un impacto importante, es una inversión de cerca de 600 millones de dólares en infraestructura móvil. Eso ha fomentado y potenciado el crecimiento, aun sin ser del todo suficiente. Y la gran tarea pendiente es: ¿Qué hacemos con el 5G? Se dieron las autorizaciones para operar en 3,5 GHz, ya ahora inicialmente fueron 2 operadores que empezaron, y ahora las tres que tiene espectro están ofreciendo servicios. Ahora la gran tarea pendiente es como se permite utilizar la banda que está separada hace unos años para IMT.