Perú avanza en el proyecto de acceso a Internet en localidades rurales  

La economía mundial va en un constante avance hacia una estructura donde los servicios digitales ganan protagonismo. Es por esto, que aumentar la digitalización de la sociedad se presenta como una gran oportunidad para potenciar el acceso a la nueva revolución digital que sucede a nivel mundial, Así mismo estas iniciativas cobran importancia en los nuevos proyectos y planes que lleven adelante los gobiernos apuntando a el cierre de la brecha digital.

En este marco, los Espacios Públicos de Acceso Digital (EPAD) o Plazas WiFi operan en 400 localidades rurales de siete regiones del Perú, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), a través del Programa Nacional de Telecomunicaciones (Pronatel), informó el pasado diciembre del 2023, que las conexiones a Internet de la iniciativa ascendieron a 1.334.420 accesos en el mes de noviembre de 2023.

También se detectó que la región Cajamarca fue la que registró mayor uso y aprovechamiento de la red (411.120), seguida por Piura (336.119), Ayacucho (157.112), Apurímac (135.381), Tumbes (134.259), Huancavelica (82.002) y Cusco (78.427).

Estas cifras comparadas superan en 361.8 % a las 368.734 conexiones a Internet registradas en el mes de noviembre del año 2022, cuando los EPAD solo estaban en operación en las regiones de Huancavelica, Ayacucho, Apurímac y Cusco. Las regiones Cajamarca, Tumbes y Piura vienen operando desde el 31 de marzo, 21 de julio y 13 de setiembre del 2023, respectivamente.

La iniciativa EPAD ya se encuentra implementada y operativa en 400 localidades rurales siete regiones: Cajamarca, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Cusco, Tumbes y, recientemente, Piura. En los estudios realizados se nota que las preferencias de navegación que los ciudadanos y visitantes se concentran en los temas educativos y recreativos, como las redes sociales de TikTok, Facebook, YouTube y algunas herramientas de Google.

El objetivo principal de esta iniciativa es lograr incrementar la penetración del acceso a Internet por parte de los ciudadanos de localidades rurales y de sus visitantes, haciendo posible que accedan libremente desde sus celulares, dispositivos electrónicos, tabletas o laptops a actividades académicas, recreativas o económicas.

Sin duda alguna la conectividad de los habitantes juega un rol fundamental en los planes de gobierno, de ahí la importancia de que los esfuerzos de las autoridades puedan lograrlo está ligado directamente a lo que refiere a el aumento de penetración de banda ancha, y en particular la banda ancha móvil que por sus características posibilita el ingreso de una mayor cantidad de usuarios a este tipo de servicios.

Para ello las tecnologías como LTE y 5G permiten por sus características que una mayor cantidad de ciudadanos puedan acceder a los beneficios de la conexión. Por ese motivo es necesario que las autoridades peruanas realicen estrategias para potenciar la adopción de estas tecnologías.

Entre esas políticas se debe resaltar la disponibilidad de mayor espectro radioeléctrico para servicios de banda ancha móvil. Así como también, es necesario que se facilite la asignación a los diferentes operadores para su aprovechamiento. Por otra parte, y para que la industria cuente con mayor previsibilidad, es importante que exista una agenda de futuras licitaciones de espectro.

Adicional es necesario que se reduzcan las cargas impositivas que existen sobre los dispositivos de acceso. Este tipo de medidas aumentan la adopción digital de los ciudadanos, ya que vuelve más asequibles a los terminales. En otras palabras, a menor carga impositiva, mayores son las oportunidades de inclusión digital.

Como se puede apreciar la iniciativa de Espacios Públicos de Acceso Digital o Plazas WiFi brinda una mayor participación a los habitantes de Perú en cuestiones de gobierno. Sin embargo, deben estar acompañadas por estrategias que aumenten la conectividad en el mercado.