MEC gana impulso a nivel global y promete crecimiento en América Latina en los próximos años

La computación en el borde multiacceso (Multi-Access Edge Computing, MEC) es una configuración de red que permitirá acercar los recursos de almacenamiento, gestión y procesamiento de datos a los “extremos” de la red, acercando el poder de cómputo a los terminales y así, habilitando nuevos casos de uso tanto para la industria como para los consumidores en general. Se espera un incremento anual compuesto en ingresos del 239,7% para América Latina entre 2022 y 2025, según Frost & Sullivan.

BUENOS AIRES, 19 de diciembre de 2023.- 5G y la computación en el borde (Edge Computing) es un tópico de enorme actualidad para la industria de telecomunicaciones global en el momento actual, según muestra una infografía elaborada por 5G Americas con datos de la consultora de mercado Frost & Sullivan. Este año, los operadores de telecomunicaciones han desarrollado casos de uso de Edge Computing en redes privadas con algunas aplicaciones clave que pueden ser desarrolladas tanto para empresas como para consumidores, y están apostando e invirtiendo considerablemente”, dijo Renato Pasquini, Vicepresidente Global de Investigación de Frost & Sullivan, quien presentó datos sobre este mercado en un webinar reciente para 5G Americas.

Por su parte, José Otero, Vicepresidente para América Latina y el Caribe de 5G Americas, explicó que “estamos a las puertas de comenzar a ver el despegue de la computación en el borde, de la mano de aplicaciones específicas a medida que la tecnología disponible permita avanzar en estos desarrollos y los usuarios, ya sean corporativos o público en general, comiencen a demandar servicios innovadores. Segmentos como los de los videojuegos y el entretenimiento, vehículos conectados, realidad aumentada, video en alta definifición, la inferencia de inteligencia artificial e Internet de las Cosas, la industria 4.0 y de ciudades inteligentes, entre varios otros, podrán ser abordados de una forma completamente diferente gracias a la posibilidad de acercar los recursos de procesamiento más cerca de los datos. Claramente esto traerá una enorme presión sobre el desarrollo de las redes de telecomunicaciones, que deberán evolucionar como nunca antes para brindarnos estas nuevas posibilidades”.

La denominada computación en el borde consiste en desplegar capacidades de procesamiento en locaciones de la red cercanas al lugar donde los datos son recogidos y empleados. Este concepto puede incluir dispositivos y sistemas de Internet de las Cosas, locación de sucursales e instalaciones corporativas y/o industriales, entornos de trabajo remoto de todo tipo, dispositivos móviles, y vehículos, entre varios otros casos de uso. Es parte de un entorno híbrido en la nube, en el cual las cargas de trabajo se despliegan en forma balanceada, empleando recursos flexibles e integrados de procesamiento, almacenamiento y gestión de datos, desde el borde o extremo de la red hacia los centros de cómputo y desde allí hacia la nube.

De acuerdo con Frost & Sullivan, un 71 por ciento de organizaciones de negocios ya estaban usando entornos híbridos-multinube en el año 2022, frente a un 47 por ciento en el período 2021. Por otro lado, el 54 por ciento de las organizaciones de negocio han desplegado aplicaciones en el borde o en locaciones de sucursales, según información de la firma de inteligencia de mercado.

Las principales industrias que han comenzado a utilizar configuraciones de computación en el borde son manufactura (59 por ciento), comercio minorista y mayorista (58 por ciento), transporte y logística (53 por ciento), salud (52 por ciento), turismo y hospitalidad (51 por ciento), alta tecnología (51%), banca y finanzas (49 por ciento), y alimentos y bebidas (47 por ciento), de acuerdo con el estudio Frost & Sullivan Cloud Survey de 2022.

En el caso de América Latina, la región tiene amplio potencial para crecer en el segmento de computación en el borde multiacceso (Multi-Access Edge Computing, MEC). Según la consultora, en 2021 la proyección de ingresos para el segmento MEC era de 2,2 millones de dólares en América Latina, frente a 747,1 millones de dólares para el resto de las regiones. Para 2025, Frost & Sullivan proyecta 293,1 millones de dólares de ingresos para América Latina por concepto de MEC, frente a 15.989,1 millones de dólares del resto del mundo. Es decir, la tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) será de 239,7 por ciento para Latinoamérica en ese período, mientras que para el conjunto de las otras regiones será del 115,1 por ciento, de acuerdo con la consultora.

De otra parte, si bien MEC tiene un gran potencial de crecimiento en redes privadas —debería crecer a un CAGR de 99 por ciento, hasta los 10.583,4 millones de dólares en 2025—, el mayor incremento se verá en la oferta de servicios públicos, que crecerá a una tasa compuesta del 195,3 por ciento, hasta 5.698,8 millones de dólares en 2025, siempre según Frost & Sullivan. [DESCARGA]

###

Acerca de 5G Americas: la voz de la 5G y LTE en las Américas 
5G Americas es una organización de la industria compuesta por proveedores de servicios y fabricantes líderes de la industria de las telecomunicaciones. La misión de la organización consiste en facilitar y promover el avance y la transformación de la tecnología LTE, 5G y posteriores en todo el continente americano. 5G Americas está abocada al desarrollo de una comunidad inalámbrica conectada al tiempo que lidera el desarrollo de la 5G en toda América. 5G Americas tiene su sede en Bellevue, Washington. Encontrará más información en el website de la asociación, en Twitter y LinkedIn .

Los miembros de la Junta Directiva de 5G Americas son Airspan Networks Inc., Antel, AT&T, Ciena, Cisco, Crown Castle, Ericsson, Liberty Latin America, Mavenir, Nokia, Qualcomm Incorporated, Samsung, Rogers Communications, T-Mobile US, Inc., Telefónica, VMware, y WOM.