Las Islas Caimán implementan los pagos en línea para el Servicio de Aduanas y Control de Fronteras

La inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en diferentes sectores de la economía juega una parte fundamental de los países América Latina y el Caribe, para que logren ingresar en la nueva revolución digital. La posibilidad de digitalizar parte de la economía es una herramienta que necesitan los diferentes estados de cara al futuro.

Durante los últimos años, el Servicio de Aduanas y Control de Fronteras (CBC) de las Islas Caimán se ha enfocado en la optimización de sus procesos, utilizando tecnología para facilitar el paso a paso entre las partes interesadas y al mismo tiempo maximizar la experiencia del cliente. La (CBC), implemento con la ayuda de la tecnología el sistema conocido como COLS, el cual tuvo un desarrollo completamente estructurado, cumpliendo con los pasos requeridos en las diferentes etapas, empezando con las etapas de pruebas y finalmente de implementación, el mecanismo permitirá a los importadores y comerciantes pagar en línea las declaraciones individuales con un pago máximo de 2.500 dólares canadienses.

Este nuevo producto se encuentra alineado con el objetivo estratégico de agilizar y mejorar los procesos comerciales del Sistema en Línea del CBC, aumentando la capacidad de pagar los impuestos en línea y ofreciendo a los clientes una mayor eficiencia y más comodidad en el uso de los servicios.  Para algunos importadores, el acceso para pagar en línea aparecerá directamente en su cuenta COLS, con un link de pago, con este nuevo mecanismo también se podrá ver las declaraciones actuales e históricas, finalizando con el estado de cada declaración hecha. Al culminar la transacción llegará un aviso de liberación, claramente esto no eximirá a las mercancías seleccionadas para una inspección aleatoria si así lo dispone la seguridad de puerto.

Para futuras mejoras de este nuevo mecanismo, el pago en línea se podrá hacer de manera múltiples, siendo este el avance de la siguiente fase. A medida que el departamento de gobierno haga la transición a su nuevo servicio bancario, el límite también se revisará. Todo esto con el fin de facilitar la oferta al público.

En estos momentos el monto máximo en la plataforma para pago único en dólares canadienses, está limitado a (US$2,500), también, hay otros métodos de pago para comerciantes más grandes que están registrados con el servicio de bonos. La idea es continuar facilitando el comercio electrónico y mejorando la oferta al público. Apostando a la implementación de la innovación tecnológica, la cual hace posible que la aplicación permita controlar operaciones en tiempo real, hacer seguimiento a los procesos, realizar una toma de decisiones mejor y más inteligente.

Para que este tipo de iniciativas tengan mejor recepción es necesario que gran parte de la población tenga acceso a banda ancha. Siendo esta la mejor herramienta que brinda a su usuario final las mejores y óptimas condiciones, ya que la banda ancha móvil sobre redes LTE y 5G es una alternativa de acceso que cubre mayores porciones de la población y permite por medio de diferentes aplicaciones la implementación del comercio electrónico, soportando todas las transacciones por la robustes del tráfico de datos.

Estos objetivos son importantes para los países, pero se hace necesario que las autoridades pongan a disposición de los operadores móviles espectro radioeléctrico suficiente. Estas redes utilizarán bandas bajas, medias y altas, todo esto con el fin de poder satisfacer diferentes tipos de servicio y usuarios, lo que hace su importancia en esta interacción de nuevos proyectos, es por esto que se debe tener una agenda u hoja de ruta de espectro clara que permita a los operadores planificar la transformación de sus redes.

La planeación del espectro debe ser complementada por reglas que incentiven la instalación de infraestructura de red. La importancia de que existan políticas que busquen reducir las trabas burocráticas en los procesos de autorización de infraestructura y sin duda alguna para mejores prácticas, se debe adoptar una norma nacional para infraestructura, o reglas homologadas entre los gobiernos locales, así como la política de ventanilla única de trámites.