Jamaica apuesta a las nuevas tecnologías para el desarrollo sostenible

Los países de América Latina y el Caribe trabajan de forma continua, buscando el mejorar las condiciones de las herramientas tecnológicas y así poder progresar con la misma rapidez que la economía digital global. El objetivo fundamental es el despliegue de diferentes políticas públicas que busquen desarrollar la digitalización de la economía y la sociedad.

En este camino, el gobierno de Jamaica realiza su estrategia política, apostando en su apoyo a la mejora de las habilidades necesarias para utilizar las nuevas tecnologías, dando a la fuerza laboral de Jamaica, el desarrollo de una estrategia general que busca incrementar la economía y obtener el desarrollo sostenible necesario. Un elemento clave y significativo para contribuir con el desarrollo, son los recursos humanos; ya que las nuevas industrias y empresas que se encuentran en el sistema económico dependerán en gran medida de la mejora de las habilidades de la fuerza laboral.

Por lo tanto, el gobierno de Jamaica está enfocado en garantizar que la fuerza laboral pueda llegar a cubrir los empleos del futuro y estar a la altura del mercado global. Los sectores clave para este nuevo cambio, son:  Las inversiones en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), logística y subcontratación de procesos comerciales (BPO).

El concepto de ciudadanía digital contempla avanzar con herramientas que posibiliten a los habitantes del país acceder a todos los servicios y las habilidades digitales. El gobierno busca brindar el acceso de datos a todos, la interoperabilidad en las bases gubernamentales y la actualización de la normativa para que se adapte a la nueva coyuntura digital. En otras palabras, el desarrollo tecnológico formará una parte muy importante de la sociedad, sobre todo en los países que quieran llegar a ser más desarrollados o estén ya en el punto final del mismo.

La tecnología es una fuerza de cambio, debe ser claro para los sectores y el gobierno, que deben tener la capacidad para impulsar estos objetivos y trabajar de la mano. El gobierno haciendo políticas más claras y quitando las trabas burocráticas y las empresas teniendo la tecnología y el personal capacitado para así lograrlo. Esto hará una diversificación a más industrias y generara oportunidades a empresas que incluso se encuentran en zonas apartadas para un mejor y más rápido desarrollo económico y de infraestructura, que a su vez sea sostenible.

Se debe partir de la base de que la tecnología es un pilar fundamental para la interacción de las distintas actividades diarias, facilitando los procesos de las personas y las empresas, teniendo esto claro, es fácil buscar el poder implementarla para impulsar los distintos proyectos u objetivos de Desarrollo Sostenible, de hecho, para el gobierno debe ser indispensable el crear las condiciones ideales para que la industria la desarrolle.

La tecnología puede volverse una fuente de empleo y una herramienta de formación excepcional, desde el desarrollo hasta la instalación y su mantenimiento, cada una de estas etapas por las que se suele transitar al implementarse nuevos proyectos tecnológicos, pueden convertirse en una fuente de empleo para cientos de miles de personas en diferentes situaciones. Y a su vez, la tecnología puede ser un fuerte apoyo y jugar un papel fundamental en la preparación de nuevos profesionales y técnicos.

Además, la tecnología también da pie a la aparición de nuevos modelos de negocio, lo que a la larga ayuda a disminuir las tasas de desempleo, a su vez innova y se crean nuevos proyectos que pueden traer un impacto positivo tanto a la sociedad como al desarrollo económico, logrando el equilibrio económico esperado.

Los servicios de banda ancha móvil son también una herramienta fundamental en la búsqueda de una estrategia digital para el país. Estas permiten alcanzar a zonas rurales, mejorando así las condiciones de digitalización. En especial las tecnologías LTE y 5G, que ofrecen mayores velocidades de acceso y mayor robustes en el transporte de datos.

Para lograr el desarrollo de estas tecnologías y aportar al Desarrollo Sostenible, es importante que las autoridades pongan a disposición de la industria de telecomunicaciones mayor proporción de espectro radioeléctrico. Y la generación de una agenda pública que posibilite a los operadores conocer las futuras licitaciones de espectro para poder lograr planificar de forma eficiente el tendido de sus nuevas redes.