Fuerza laboral de Jamaica en miras de un desarrollo sostenible utilizando las TIC

La automatización, digitalización y capacitación de la fuerza laboral transforma a los habitantes de una ciudad. La oportunidad de aprovechar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para mejorar el funcionamiento de las ciudades es un trabajo llevado por diferentes gobiernos en América Latina y el Caribe.

En ese sentido, el gobierno de Jamaica está poniendo su prioridad a la mejora de las habilidades de la fuerza laboral como parte de la estrategia general para hacer crecer la economía. Implementando importantes proyectos de desarrollo, inversión en capacitación y dotación de las habilidades necesarias para utilizar nuevas tecnologías para apoyar el desarrollo sostenible del país.

Hay un elemento significativo de inversión en el desarrollo de los recursos humanos, debido a que las nuevas industrias y empresas entrarán en la economía digital que a su vez servirá de plataforma para el desarrollo sostenible del país. Es claro que dependerán netamente de la mejora de las habilidades de la fuerza laboral.  Por lo tanto, el tiempo y esfuerzo dedicado a este particular garantizara el cubrimiento de los empleos del futuro.

Los sectores claves en los que se realizará inversiones para lograr este objetivo son: Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), logística y subcontratación de procesos comerciales (BPO). Debido a su ubicación geográfica, Jamaica es fundamental para la mayoría de las rutas marítimas de la región, por lo que la logística es una industria natural y constante en la economía. Esta también estará en los sectores a invertir en tecnología.

El objetivo del gobierno de Jamaica sin duda alguna es buscar el transformar al país hacia una economía basada en tecnologías digitales, que a su vez aportara a la disminución de la brecha digital, el desarrollo de la Sociedad de la Información y del Conocimiento, el Gobierno Digital, la eficiencia de la administración pública y la adopción digital en los sectores sociales y económicos.

Este proyecto debe estar apalancado por una serie de estrategias de conectividad a nivel nacional. El poder brindar acceso a banda ancha a la población aun siendo en sectores apartados, es necesaria para que el trabajo de digitalización de gobierno tenga sentido y sea aprovechado por los habitantes y las empresas. En ese sentido la banda ancha móvil se presenta como una alternativa de acceso de más rápido despliegue y con mayor capacidad de atender a la población.

Las tecnologías como LTE y 5G se presentan como redes robustas y con las posibilidades de brindar acceso a una gran porción de la población, logrando cubrir una parte importante del territorio. También permiten la conectividad de una gran cantidad de dispositivos para mejorar la calidad del tránsito de datos, la recolección de residuos y otros servicios públicos.

Para potenciar el desarrollo de estas tecnologías es necesario que se ponga a disposición de la industria de telecomunicaciones mayores porciones de espectro radioeléctrico para servicios de banda ancha móvil. Así como también menores trabas para el despliegue de redes y la obtención de equipos tecnológicos. Este tipo de medidas son fundamentales para alcanzar una mayor masificación de estas tecnologías, poder brindar más igualdad en el acceso a las TIC y también aportar al aumento de accesos a educación, salud, trabajo, cultura y demás.

Para completar toda esta ruta, es importante la generación de una agenda con las futuras licitaciones de espectro que permita a los operadores tener mayor planificación sobre sus inversiones en un tiempo determinado que a su vez sea claro y con continuidad para su ejecución.