El futuro de la salud digital de la niñez salvadoreña

El desarrollo de la digitalización es una de las metas que buscan los diferentes países de América Latina y el Caribe. En la exploración de esas metas, se encuentra la implementación de equipos tecnológicos para mejorar la atención en la salud de la niñez salvadoreña, objetivo que busca optimizar las condiciones de vida de los ciudadanos y potenciar el desarrollo del sector de la salud.

A medida que el mundo avanza más en la era digital, las industrias y las instituciones se ven obligadas a adaptarse a los efectos e impactos de la tecnología. La salud no es la excepción. Los avances tecnológicos vienen revolucionando tanto la prestación de servicios médicos como las formas en las que los pacientes acceden a la información médica y se comunican con los profesionales médicos.

Los beneficios de estas nuevas tecnologías hablan por sí solos. El personal médico en la actualidad es capaz de realizar cirugías con mayor precisión, diagnosticar afecciones y llevar un seguimiento del bienestar de los pacientes con mayor eficiencia, aparte de prevenir y tratar enfermedades de maneras nunca antes vistas, entre otros.

En ese mismo sentido, el trabajo intersectorial se ha convertido en la piedra angular para el desarrollo de proyectos importantes de la actual gestión del Salvador, que tienen como objetivo, brindar una mejor calidad de vida a sus ciudadanos. Es por esto que se efectuó el fortalecimiento tecnológico del Sistema Nacional Integrado de Salud en el marco de la implementación del Ecosistema de Innovación en Salud.

Esta iniciativa en coordinación de la secretaria de Innovación junto al Despacho de la primera dama y el apoyo estratégico de UNICEF, apuestan a mejorar los servicios para los pacientes y la atención médica a través del uso de equipos tecnológicos conformados por 234 tablets, 27 laptops, 15 computadoras, así como 305 servidores de prestaciones bajas y 45 servidores de prestaciones medias.

Estos espacios y oportunidades brindan a todos los niños del país, atención de forma equitativa, no sólo en el ámbito sanitario, sino en torno a las emociones y desarrollo adecuado. A través de esta dotación tecnológica, se busca agilizar el registro y control médico desde el nacimiento.

Este tipo de iniciativas pueden ser llevadas a cabo, siempre y cuando se estimule el acceso a banda ancha móvil en el mercado. A partir del desarrollo de tecnologías como LTE y 5G se lograr conectar una gran cantidad de dispositivos capaces de transmitir volúmenes de datos masivos.

También se hace necesario que la tecnología cuente con espectro pertinente. Por consiguiente, debe haber políticas que pongan a disposición de la industria de servicios móviles mayores porciones de espectro radioeléctrico y una agencia con futuras licitaciones que permita planificar todo el tendido de redes necesarias para la conexión.

En el mismo camino, las autoridades deben reducir la cantidad de trabas burocráticas que pesan al momento de desplegar infraestructura en el mercado. Especialmente en lo que refiere a los entes de servicios móviles. El desarrollo de una única norma que reúna las peticiones de los diferentes niveles del Estado está entre las mejores prácticas internacionales. Así como también la generación del concepto de ventanilla única de trámites que posibilita a los operadores interactuar con un solo interlocutor con las autoridades, agilizando así la presentación de documentación.

Como se aprecia esta iniciativa llevada adelante por el gobierno del Salvador, en lo que refiere a la digitalización de la salud es muy importante. Sin embargo, debe estar ligada a otras estrategias que permitan mejorar el acceso a banda ancha en el mercado.