Ecuador apoya la transformación empresarial a través de la Nube

La transformación digital y la implementación de nuevas tecnologías es una tendencia presente en la mayoría de los países latinoamericanos. Este cambio de pensamiento necesita de una estrategia que contenga mayores facilidades para el acceso a la banda ancha, así como un trabajo en la preparación de la población para afrontar los desafíos que traen la nueva implementación de soluciones tecnológicas.

En ese contexto, el gobierno de Ecuador apoya la transformación digital de las empresas,  por medio del evento “Empresas a la Nube”, donde se enfatizó el valor y la importancia de esta solución tecnológica, su apoyo en la transformación digital y su impacto en la economía.

Este evento se realizó por  iniciativa liderada por la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (CITEC) y Amazon Web Services (AWS) y con el apoyo indispensable del Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (MINTEL) y el Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), también reunió a las autoridades gremiales del país, empresarios de diferentes industrias y sociedad civil, compartiendo contenidos, capacitaciones y herramientas digitales con el fin de capacitar a las empresas y sus empleados con conocimientos y habilidades de nube, innovación y mejores prácticas.

Con este proyecto, se pretende formar de manera gratuita a más de 20 mil personas en todo el territorio ecuatoriano para finales de 2024, ayudándolos a ser más ágiles, eficientes y competitivos a nivel nacional e internacional.

Es importante resaltar que la nube es una tecnología que consiste en el acceso a recursos informáticos a través de internet, sin necesidad de instalarlos o mantenerlos en los dispositivos propios. Ofrece diferentes tipos de soluciones que permiten almacenar, gestionar y trabajar con información, aportando muchos beneficios a las empresas sin importar cual sea su tamaño o sector.

Esta tecnología reduce los costos operacionales ya que elimina la necesidad de invertir en hardware y software, así como permite ahorrar en energía, espacio y personal técnico. La flexibilidad también forma parte de los beneficios ya que permite adaptarse rápidamente a los cambios del mercado o a las demandas de los clientes, aumentando o disminuyendo de acuerdo a la capacidad de los recursos informáticos con solo un clic, sin perder eficiencia ni calidad.

La seguridad y la fiabilidad tiene un alto protagonismo ya que protege la información sensible de amenazas externas como virus, hackers o ciberataques. Además de garantizar la disponibilidad total de los servicios, lo que evita interrupciones o pérdidas de información, permite cumplir con las normativas legales vigentes en materia de protección de datos y privacidad.

Por otro lado, la capacidad de acceder y compartir información de forma rápida y segura desde cualquier ubicación, facilita la interacción entre equipos y departamentos de las empresas, incluso si están geográficamente dispersos.

Es evidente que es una opción muy ventajosa para cualquier empresa que quiera mejorar su competitividad y su productividad. Este tipo de proyectos son de gran ayuda para la modernización de todo un país, ya que permite servicios más agiles y mejores formas de trabajo.

Para el desarrollo de estos proyectos se debe tener en cuenta que uno de los aliados más importantes es el apoyo del gobierno con la implementación de las tecnologías como LTE, y 5G, de allí que es importante desarrollar políticas tendientes a aumentar la adopción de estas tecnologías, como mayor disponibilidad de espectro móvil para la industria de banda ancha móvil, o la generación de una agenda con futuras licitaciones de espectro.