Cuba avanza en la elaboración de la Estrategia de Desarrollo que regulará la Inteligencia Artificial

En los últimos años, hemos sido testigos de un acelerado avance tecnológico que ha transformado radicalmente la forma en que vivimos y trabajamos. Uno de los aspectos más destacados de esta revolución tecnológica es el desarrollo de la inteligencia artificial (IA), siendo esta una disciplina que busca dotar a las máquinas con la capacidad de razonar, aprender y tomar decisiones de manera autónoma.

Estos desarrollos han permitido a los sistemas IA analizar grandes volúmenes de datos, reconocer patrones y tomar decisiones basadas en la información disponible. Como resultado, hemos presenciado avances significativos en áreas como la medicina, la robótica, la conducción autónoma y el procesamiento de lenguaje. Es por esto que los gobiernos buscan el desarrollo de Leyes que permitan regularla.

De esta manera, Cuba avanza en los estudios sobre la Inteligencia Artificial logrando resultados tangibles que darán como resultado la elaboración de la Estrategia de Desarrollo que regulará esta nueva tecnología. Este proyecto académico e interdisciplinario fue aprobado por el Programa Sectorial Industria Cubana del Software e Informatización de la Sociedad del Ministerio de las Comunicaciones (Mincom), liderado por la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz (Ucial).

El centro de estudios estará conformado por laboratorios de IA, Big Data, Internet de las cosas, Blockchain, Computación en la nube y de Desarrollo de software. Que se enfocará en el estudio científico para el desarrollo de aplicaciones en las áreas de biotecnología y biomedicina, medio ambiente, calidad de vida del adulto mayor, ciudades inteligentes, la agricultura de precisión y la fabricación inteligente (industria 4.0).

Además, se busca que el desarrollo de estas aplicaciones resuelva situaciones complejas en múltiples áreas del conocimiento. Mostrando resultados concretos tales como el uso eficiente de la energía, detección temprana de enfermedades respiratorias agudas, identificación de biomarcadores preclínicos de progresión de su marcha, postura en enfermedades neurodegenerativas. Así como sus algoritmos de clasificación predicen mediastinitis y la mortalidad en pacientes con enfermedad renal crónica.

En el área de construcción se espera generar una tecnología que pronostique la capacidad de resistencia de las estructuras compuestas. Además de generar un algoritmo evolutivo de estimación de distribución en el del transporte urbano, para la optimización de rutas.

También se trabajará en la conformación de un texto que recopile las aplicaciones desarrolladas, durante un periodo de más de 20 años, usando la IA. Esto permitirá resguardar este conocimiento, para las futuras generaciones de profesionales.

Esta tecnología se encuentra presente en algunas aplicaciones de uso masivo, como los asistentes de voz o el reconocimiento biométrico. Pero eventualmente se espera que esté más integrada a casos de uso como los vehículos y ciudades inteligentes apoyando tareas como reconocimiento de lenguaje y facial, seguridad, procesamiento de sensores, comprensión de escenarios y reconocimiento de objetos.

Si bien el camino por recorrer aún es extenso, el gobierno de Cuba está dando los primeros pasos para poder lograr tener un control de estas nuevas tecnologías. Así los servicios móviles cobran fuerza ya que son un complemento que permite el uso, la interacción y la conectividad de estas aplicaciones.

La tecnología LTE y 5G, aportará un cambio cualitativo al desarrollo de los sectores que interactúen con la IA, dada sus condiciones pueden llevar datos de forma robusta y altas velocidades a una gran parte del país. Es por esto que se hace importante el apoyo que puedan prestar las autoridades para potenciar su desarrollo. Particularmente con políticas que estimulen la competencia de diferentes operadores móviles.

En este marco el gobierno debe ofrecer una mayor disponibilidad de espectro radioeléctrico a los operadores, marcando una estrategia importante y fundamental para el despliegue de redes. Así como también la generación de una agenda que les posibilite tener mayor previsibilidad y lograr el cumplimiento de las metas de conectividad.

En la búsqueda de facilitar el trabajo a los operadores es importante que las autoridades cuenten con una sola normativa que agrupe las diferentes demandas burocráticas del estado. La reducción de las trabas en este sentido es un gran habilitador de despliegue de redes de telecomunicaciones. De igual forma, la generación de una ventanilla única de trámites es una iniciativa para tener en cuenta.