Conexiones de WiFi gratis la estrategia de Paraguay para el cierre de la brecha digital

La reducción de la brecha digital forma parte de los objetivos principales que tienen la mayoría de los gobiernos de los países de América Latina y el Caribe. Lograr mejorar la conectividad de los ciudadanos forma parte de un trabajo necesario para preparar al país para los desafíos de los próximos años, situación que además potencia los diferentes sectores de la economía aumentando las oportunidades de crecimiento del país.

Es por esto que Paraguay , el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC) destaca que a enero del año 2024 existían en ese mercado 389 puntos de internet gratuito en espacios públicos.  De ese total, 110 fueron instalados por el ministerio en el 2019 y 279 se sumaron a finales del 2023 con recursos del Programa de Apoyo a la Agenda Digital.

Los puntos de internet gratuito están ubicados estratégicamente en plazas, parques, bibliotecas, centros culturales y otros espacios públicos de todo el país. Para acceder a la conexión, los usuarios deben seleccionar la señal “GobiernoPy WiFi Gratis” o escanear el código QR que se encuentran en los puntos señalizados, elegir la opción de inicio de sesión de preferencia cuenta de Facebook, Google o con la identidad electrónica.

Una vez conectado, el ciudadano puede navegar en redes sociales, usar aplicaciones de mensajería, tomar cursos a distancia, realizar trámites en línea o cualquier otro servicio online.  El acceso a internet es totalmente gratuito y es uno de los proyectos abanderados del Gobierno de Paraguay, el cual busca promover la inclusión digital y la igualdad de oportunidades para todos los habitantes, logrando que todas las personas, estén conectadas, independientemente de su condición social o económica facilitando el acceso a las tecnologías de la información y comunicación.

Este proyecto cuenta con dos fases, la primera fue desarrollada en el 2019 en la que se habilitaron 110 puntos de WiFi Libre desde Asunción hasta Gran Asunción. Durante el 2023 se trabajó para aumentar la conectividad a nivel nacional, llegando a todos los municipios del país, con la conexión de 279 nuevos puntos, a través del Programa de Apoyo a la Agenda Digital. La segunda fase se encuentra en implementación.

Es por esto que este tipo de iniciativas deben continuar y permanecer como proyectos inamovibles, independiente de los cambios de gobierno y sus planes, logrando la prolongación del cumplimiento de conexión de los habitantes, sin importar la ubicación geográfica por más apartada que se encuentre.  Es decir que se debe buscar que haya mayores facilidades para que la población acceda a los beneficios de la conectividad. Especialmente para el cumplimiento de las metas de   banda ancha móvil, se muestra como una de las herramientas más óptimas ya que permite alcanzar grandes coberturas de forma rápida y eficiente, con altas velocidades de acceso y conectividad robusta.

Las tecnologías como LTE, y 5G, permiten el acceso de grandes porciones de la población de forma más simple y eficiente. Para incentivar a los operadores a desarrollar estas tecnologías es necesario que las autoridades pongan a su disposición una mayor porción de espectro radioeléctrico, de forma equitativa para todos los participantes del mercado. Generando una agenda clara con futuras licitaciones de espectro que brinde previsibilidad en el mercado.

Adicional se hace necesario que se reduzcan las cargas impositivas que pesan sobre los componentes de red, para que de esa manera los operadores puedan desarrollar sus redes de una mejor manera. También se debe ver una reducción en los impuestos que generan la asequibilidad de los terminales de acceso, ya que esto permite que haya una mejor cobertura en las porciones de la población conectada.

En el mismo sentido, es necesario que se trabaje desde las autoridades para reducir las trabas burocráticas que pesan sobre el despliegue de infraestructura. Para ello se debe trabajar en la generación de una norma a nivel nacional que aglutine las demandas de los distintos organismos del Estado al momento de desarrollar redes. Otra de las medidas que forman parte de las mejores prácticas internacionales es la generación del concepto de ventanilla única, que permita a los operadores tener un solo interlocutor y de esa manera facilitar el trabajo de los operadores.