Brasil despliega aplicación TaxiGov para transporte de funcionarios públicos

Las aplicaciones móviles conformaron una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en diferentes ámbitos. Desde aquellas relacionadas con la salud, que permiten generalmente a los pacientes seguir sus tratamientos, hasta otras que posibilitan conocer el estado del tránsito, las apps tuvieron una proliferación en el mundo conectado durante los últimos años.

La Secretaría de Gestión (Seges) del Ministerio de Planeamiento, desarrollo y Gestión (MP) de Brasil desplegó un nuevo modelo de transporte para los trabajadores del Poder Ejecutivo Federal. Con el nombre de TaxiGov, la aplicación permite a los funcionarios públicos compartir los gastos de transporte de diferentes dependencias dentro del Distrito Federal de Brasilia cuando realicen tareas administrativas.

Para poner en marcha la aplicación desde el punto de vista administrativo, el MP publicó la Instrucción Normativa nº 2/2017 donde se especifican las directrices y procedimientos para seguir en cada dependencia. De la misma manera, se generó el registro de precios nº 02/2016, para regularizar la aplicación.

De esta manera, los trabajadores pueden combinar sus viajes por medio de la aplicación, a partir de compartir los vehículos para transportarse. La misma está disponible en Apple Store, Google Play y Windows Store para quienes la utilizan en su móvil, y también cuenta con una página de Internet y una central telefónica. En otras palabras, la aplicación desplegada por el gobierno brasileño funciona como la famosa Uber, pero con uso de los propios vehículos de las dependencias y enfocado en los empleados públicos.

El principal objetivo del Ministerio de Planificación es la reducción del gasto público por medio del recorte en viáticos de los empleados del Poder Ejecutivo. Con su adopción se calcula una baja de hasta el 60 por ciento en servicios relacionados con transporte administrativo. Asimismo, se busca mejorar por medio del control de este tipo de servicio la transparencia de las distintas dependencias, a partir de contar con información más precisa sobre el uso del transporte.

Para utilizar el servicio, cada dependencia debe firmar los términos de adhesión y definir cuáles son sus planes de migración para utilizar la aplicación. Los organismos deben autorizar el monto de presupuesto descentralizado para que esos recursos pasen al Ministerio de Planificación para costear el servicio. Luego deben identificar quienes serán las unidades y los usuarios que podrán acceder al servicio.

Otra de las obligaciones de las diferentes dependencias para poder formar parte de la aplicación es explicitar cuales de sus vehículos estarán a disposición de manera colaborativa. En otras palabras, cada una de las oficinas estatales deberán informar al MP cuáles de sus vehículos están afectados a los servicios que forman parte de la aplicación. En esta información también deberá constar quienes son los empleados afectados a traslados, de manera de contar con una nómina de conductores. Estos conductores contarán con una capacitación especial, que puede realizarse de manera presencial o en línea.

El procedimiento para usar la aplicación es bastante sencillo para el empleado. Por medio de la aplicación, la web o el call center, se debe solicitar el traslado que puede ser compartido hasta por cuatro empleados públicos, siempre que se ajuste a las reglas estipuladas por cada dependencia. Una vez recibido el llamado, el conductor tendrá hasta 15 minutos para llegar al lugar donde debe buscar al pasajero y deberá esperar hasta un máximo de 10 minutos. Una vez finalizado el recorrido, el usuario tiene la obligación de realizar una evaluación del transporte, así como también se deberá confirmar el costo del servicio.

De esa manera, no sólo se logran controlar los gastos llevados adelante por estas dependencias del Estado, sino que la aplicación también permite conocer el grado de conformidad de los empleados con los propios viajeros. En su lanzamiento, la herramienta tenía por objetivo atender alrededor de 2.000 servidores y colaboradores del MP que lleven adelante sus tareas en Brasilia.  La implementación en otras dependencias se realizará de manera gradual, aumentando de esa manera la cantidad de vehículos y pasajeros en la aplicación.

Para que estas iniciativas puedan llevarse adelante de manera positiva, es fundamental que exista conectividad de banda ancha inalámbrica en el mercado. En particular, para que los diferentes conductores tengan la posibilidad de acceder a los pedidos de los posibles pasajeros de manera rápida y eficiente. En otras palabras, la banda ancha móvil es una de las condiciones necesarias para que la aplicación tenga éxito.

En ese sentido, es importante que existan políticas que busquen aumentar la conectividad en el mercado. La mayor disponibilidad de espectro radioeléctrico para servicios de banda ancha móvil es fundamental para potenciar estas iniciativas. De la misma manera, la reducción impositiva a smartphones permite una mayor penetración de estos dispositivos en el mercado, promoviendo de esa manera mayores facilidades de acceso a la aplicación.

La aplicación TaxiGov se presenta como una iniciativa positiva para el gobierno de Brasil, que muestra la posibilidad de aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías para optimizar los recursos del gobierno. Sin embargo, para que la aplicación alcance mejores resultados es importante que exista una estrategia de conectividad acorde que potencie el acceso por medio de la banda ancha móvil.