Brasil desarrolla almacenamiento digital de colecciones públicas

La digitalización de los organismos del Estado tiene como parte fundamental los documentos y archivos que pertenecen a los diferentes organismos.  La capacidad de almacenar estos activos se vuelve una herramienta importante al momento de llevar adelante las estrategias de e-gobierno.

En ese sentido, el Instituto Brasileño de Información en Ciencia y Tecnología (Ibict) ceo un modelo que es utilizado por diferentes organismos públicos para el almacenamiento virtual de archivos y documentos digitales. Por medio de la implementación de Repositorios de Archivos Digitales Confiables (RDC-Arq), el Hipátia comenzó a desarrollarse en 2018 por medio de una sociedad entre el Ibict con el Tribunal de Justicia de Distrito Federal y Territorios (TJDFT), que buscaba una forma de armar digitalmente las ediciones del Diario de Justicia Electrónico – DJe.

A lo largo de los años, el modelo pasó por perfeccionamiento que minimizan vulnerabilidades y posibilidad de ataques cibernéticos, volviéndose más segura y una herramienta importante para la preservación del almacenamiento público on-line. 

Así las cosas, Hipátia es un instrumento esencial para la modernización del Estado y conservación de los registros públicos. Mantener documentos, archivos y demás informaciones en repositorios con esta plataforma es una forma efectiva y segura de preservar la historia de Brasil y sus instituciones. La implementación también permitirá la transferencia de conocimiento a las futuras generaciones.

Hipátia recibe el nombre en honor a una matemática y filosofa que vivió en Alejandría durante el 350 y 415 antes de Cristo. Debido a su importante papel en la definición de nuevos paradigmas de época, su legado fue borrado de los registros históricos y su historia llegó a nuestros días gracias a la recuperación de sus obras. Así, la plataforma desarrollada por Ibict lleva su nombre para resaltar la importancia de un repositorio de archivo digital confiable en la preservación de la memoria institucional.

Además, el TJDFT también utiliza Hipátia el Archivo Nacional, el Tribunal de Justicia de Minas Gerais, el Tribunal de Justicia de Rondonia, los 24 tribunales regionales de trabajos a lo largo del país, además del Consejo Superior de Justicia de Trabajo y el Tribunal Superior de Trabajo.

Sin embargo, para que esta información pueda además ser aprovechada por la población es necesario que las autoridades trabajen en políticas que tiendan a aumentar el acceso de banda ancha en la población. Particularmente en servicios móviles que por sus características posibilita el despliegue a zonas rurales y alejados de los grandes centros urbanos.

En especial con tecnologías como LTE y 5G, que posibilitan ofrecer acceso de alta velocidad y datos robustos a una mayor porción de la población. Para potenciar su adopción es necesario que se ponga a disposición de la industria de telecomunicaciones mayores porciones de espectro radioeléctrico. De la misma manera, es necesario que se generen agendas con futuras licitaciones de espectro, que permita a los operadores planificar de forma eficiente el tendido de las redes.

En la misma dirección, se deben reducir las trabas burocráticas que pesan sobre el despliegue de redes de telecomunicaciones. La generación de una única norma que aglutine las demandas de los diferentes organismos del Estado que están involucrados al momento de desplegar redes es una de las medidas que entran dentro de las mejores prácticas internacionales. De la misma manera, es importante que se genere el concepto de ventanilla única, de forma que los operadores puedan tener un solo interlocutor a nivel estatal para facilitar así el proceso de trámites.

Como se puede apreciar, la iniciativa de digitalizar los archivos del Estado para tener un repositorio es muy positiva para Brasil. Sin embargo, debe estar acompañada por otras que busquen aumentar el acceso a la banda ancha en la población.