ANEP trabaja para desarrollar Economía Digital en El Salvador

El nuevo escenario global requerirá para los distintos mercados de América Latina aumentar  la digitalización de la economía. La mayor presencia de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en diferentes sectores productivos se vuelve necesaria para que los países de la región se muestren competitivos a nivel mundial.

En ese sentido, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) de El Salvador se comprometió a desarrollar infraestructura en el país como transporte y economía digital.  Esta propuesta fue entregada a las autoridades del gobierno con el objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible.

Además de las propuestas relacionadas con infraestructura de carreteras, puertos y canales, la ANEP propuso convertir a El Salvador en un país WiFi e impulsar el desarrollo de 5G.  Para avalar este desarrollo, las autoridades estatales remarcaron su foco en generar reglas calara para que se despliegue un clima de negocios propicio. Entre las condiciones que se generaron, las autoridades de El Salvador destacan: nuevos proyectos de logística, mejores condiciones de financiamiento y  mayor certeza jurídica.  Aunque instó al sector acompañar estas medidas generando mayor empleo en el mercado.

El desarrollo de la banda ancha móvil potenciará la productividad de diferentes sectores de la economía, desde la agricultura y la ganadería hasta los servicios y el turismo. La conectividad se presenta como una herramienta significativa al momento de mejorar las condiciones del mercado, pero también es una oportunidad para mejorar las condiciones de vida de los habitantes por medio de Tele Salud, Tele educación y gobierno electrónico.

Sin embargo, para que puedan desplegarse de forma eficiente servicios de banda ancha inalámbrica que posibiliten al mercado ingresar en el nuevo entorno competitivo a nivel global es necesario que existan incentivos desde el punto de vista del sector público. Es decir, se deben tomar políticas que estimulen el desarrollo de redes LTE, y en un futuro 5G, así como la adopción de esas tecnologías dentro de la población.

Es importante que las autoridades pongan a disposición de la industria de telecomunicaciones mayor cantidad de espectro radioeléctrico para servicios de banda ancha móvil. En particular bandas altas, medias y bajas, ya que el desarrollo de los servicios 5G demandará mayores porciones de espectro para poder desplegar servicios que interconecten a distintos dispositivos por medio de Internet de las Cosas (IoT).

De la misma forma, es necesario que las autoridades del país generen una agenda con futuras licitaciones es espectro. De modo tal que la industria pueda tener previsibilidad sobre estos eventos y calcular de forma más eficiente sus inversiones.

Por otra parte, con el objetivo de contar con estímulos para aumentar la cobertura de servicios es necesario que las autoridades reduzcan las trabas burocráticas que existen en el mercado al momento de desplegar redes de telecomunicaciones. Es importante que exista una normativa a nivel nacional que aglutine las demandas de los distintos niveles del Estado, facilitando de esa manera los trámites necesarios para desarrollar infraestructura. En el mismo sentido, es necesario que exista una sola ventanilla de trámites para optimizar los tiempos de los mismos.

Por otra parte, es necesario que se reduzcan las cargas impositivas que pesan sobre el sector de telecomunicaciones. En particular en lo que refiere a terminales de acceso, lo que posibilita que una mayor cantidad de la población acceda a los servicios debido a su asequibilidad. Y también en sensores y dispositivos  que operan sin la necesidad de intervención humana, potenciando de esa forma la adopción de IoT.

Como se aprecia la predisposición del sector privado de El Salvador en lo que refiere a la digitalización del mercado necesitará del apoyo del sector público. Fundamentalmente en el  trabajo de las autoridades para aumentar la adopción digital.