Anatel y las Redes Comunitarias en Brasil actor fundamental para la conexión en zonas apartadas

Los despliegues de acceso a Internet en la población funcionan como una alternativa para desarrollar el crecimiento de la conectividad y los beneficios que trae asociados.  Los distintos mercados de América Latina cuentan con proyectos que tienen el objetivo de mejorar las opciones de conectividad a la población en diferentes espacios públicos.

Es por esto que Anatel pretende promover el diálogo con los representantes de la sociedad para la inclusión digital. Con ese objetivopublicó un informe donde se presentan las actividades realizadas por el Grupo de Trabajo sobre Redes Comunitarias (GT-RCOM), creado mediante la Ordenanza Anatel nº 2.597, en 2023.

El Grupo tiene como objetivo promover el diálogo entre la Agencia y los representantes de las Redes Comunitarias. Para ello busca animar el debate sobre posibles formas de colaboración de Anatel, dentro de los límites de sus atribuciones, y fortalecer las Redes Comunitarias en su papel en las políticas de expansión de las redes de transporte de telecomunicaciones de alta capacidad (fijas y móviles) a zonas urbanas desatendidas, zonas rurales o remotas, donde la provisión de acceso a Internet de banda ancha es escaza.

También se busca aclarar el alcance de las acciones de Anatel en relación a las Redes Comunitarias diferenciando la capa de infraestructura de conectividad de la de aplicaciones, contenidos, entre otros aspectos y el aporte de insumos a la Agencia para el debate en el ámbito del punto 5 de la Agenda Regulatoria 2023-2024, sobre la reevaluación de las normas aplicables a las Redes Comunitarias.

En Brasil, las redes comunitarias pueden operar siguiendo las directrices de la normativa emitida por Anatel en materia de servicios de telecomunicaciones de interés restringido, en particular el Servicio Privado Limitado (SLP), cuya principal regulación es aprobada por la Resolución nº 617, de 19 de junio de 2013.

Las redes comunitarias son redes de comunicación de propiedad y gestión colectiva, sin fines de lucro y orientadas a objetivos comunitarios. Se construyen como bienes comunes de las comunidades indígenas, comunidades tradicionales o comunidades urbanas desatendidas, además de las organizaciones de la sociedad civil, como expresión de sus derechos a la comunicación, bajo los principios de participación democrática, igualdad de género, diversidad y pluralismo.

Las redes comunitarias, son parte fundamental para el avance en estrategias regulatorias que van de la mano con las promesas de desarrollo sectorial, innovación normativa y reducción de la brecha digital. También son actores centrales en las estrategias de capilaridad de redes en las zonas más alejadas, sobre todo, cuando pueden montar y administrar sus propias infraestructuras y garantizar su total funcionamiento.

Además de los sistemas de software y los dispositivos es importante que estos sectores tengan acceso a banda ancha inalámbrica para de esa manera puedan lograr alcanzar la cobertura de los sitios apartados. Estos objetivos se pueden lograr por medio de tecnologías como LTE y 5G las cuales pueden lograr mejorar la conectividad del país, debido al aumento de la velocidad de conexión, la reducción de la latencia y el aumento exponencial del número de dispositivos conectados

Para ello es importante que las autoridades de Brasil trabajen en el desarrollo del acceso a banda ancha en el mercado, realizando políticas que estimulen a la industria a invertir en estos servicios. Entre ellas sobresale el poder poner a disposición de los operadores móviles mayores porciones de espectro radioeléctrico, así como también la generación de una agenda regulatoria con futuras licitaciones de espectro que permitan planificar de forma eficiente sus inversiones.

Es necesario que las autoridades busquen iniciativas que reduzcan las trabas burocráticas que existen en el mercado al momento de desplegar las redes de telecomunicaciones. En especial con la generación de una única ley que agrupe la demanda de los diferentes niveles del Estado. Así como también se requiere la creación de una ventanilla única de trámites, que permita a los operadores contar con un solo interlocutor para de esa manera simplificar los procesos.

Como se puede apreciar, la iniciativa Anatel es de suma importancia para la conectividad del país, ya que busca potenciar el acceso a banda ancha en zonas rurales esto sin duda alguna mejora la conectividad y aporta al cierre de la brecha digital. Sin embargo, tiene que estar acompañada por otras iniciativas que permitan el desarrollo de servicios de banda ancha móvil en el mercado.