El perfil de usuario del panameño revela su deseo de adoptar rápidamente nuevas tecnologías. Crear las condiciones necesarias para el incremento en el uso de aplicaciones móviles y otras innovaciones tecnológicas como 5G es un rol importante de las autoridades gubernamentales del país.

El mercado de telecomunicaciones de Panamá presenta condiciones para transformarse en el mediano plazo en uno de los más avanzados de América Latina. La revolución que propone la economía digital potenciará las oportunidades de crecimiento del país. Esta evolución se verá reflejada en el desarrollo económico y social de Panamá, según lo explica el estudio “Temas en Regulación de Telecomunicaciones: Panamá” publicado por 5G Americas y que forma parte de la Serie de Estudios de Mercados en América Latina.

La alta penetración de tecnologías móviles posibilita que Panamá genere actividades productivas y de desarrollo social, aprovechando sus condiciones para mejorar otros sectores de la economía y la sociedad. De esta manera se crea una oportunidad a las autoridades para potenciar al mercado de cara a posicionarse como una economía digital pujante.

“Una de las condiciones importantes que posee el mercado es la gran capacidad de adopción de nuevas tecnologías que presentan sus habitantes. En este escenario, es importante que las autoridades tomen en cuenta tanto las cuestiones relacionadas con la infraestructura y el espectro radioeléctrico para que la evolución de 4G, así como la llegada de 5G, sean eficientes. En particular, para aprovechar el desarrollo de Internet de las cosas (IoT), lo que permitirá la digitalización de los segmentos productivos de la economía” remarcó José Otero, Vicepresidente para América Latina y el Caribe de 5G Americas.

El estudio remarca que Panamá es de los países de América Latina que menor cantidad de espectro radioeléctrico asignó al uso de servicios móviles (240 MHz). Debido a la alta penetración del servicio, las autoridades del mercado deberían considerar disponer de mayor cantidad de este espectro para estas tecnologías. Para mejorar esta situación, la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) cuenta con alrededor de 90 MHz en la banda AWS como capacidad adicional para servicios de banda ancha móvil. Sin embargo, la autoridad regulatoria no asignó la banda de 2,5 GHz para servicios móviles, porción que suele ser utilizada para los despliegues de LTE. Asimismo, el segmento 614-698 MHz en este mercado tampoco se atribuyó para servicios móviles.

También es importante que las autoridades homologuen la reglamentación sobre el despliegue de redes inalámbricas, de forma de conseguir un consenso a nivel nacional que permita a los operadores tener previsibilidad en el tendido de nuevas redes. Estos esfuerzos son necesarios para potenciar la llegada de los Sistemas de Alerta Temprana de Panamá, que están a cargo del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), incorporando mejores servicios de alertas tempranas a la población, estrategia esencial para poder salvar vidas ante cualquier desastre natural.

En el estudio se analizan los principales indicadores del mercado de banda ancha móvil, así como sus características y oportunidades de desarrollo en un entorno digital. Se repasa también la situación del espectro radioeléctrico, el despliegue de infraestructura, las normas para implementar bloqueadores de señal, y el uso del servicio universal.

El estudio “Temas en Regulación de Telecomunicaciones: Panamá” puede descargarse aquí.