El mundo de las plataformas y aplicaciones móviles destinadas la salud cuenta con diferentes aristas y participantes, entre los que figuran los mismos pacientes, quienes también participan en la búsqueda de soluciones comunes. La posibilidad de contar con una comunidad con experiencias similares se vuelve una herramienta positiva para los pacientes de distintas enfermedades.

Javier Artigas – Herrera. Chairman de Connectus Médical

En este sentido, la plataforma desplegada en Uruguay Connectus Medical permite a pacientes con enfermedad renal crónica que necesitan realizarse diálisis de manera frecuente contactarse entre sí. De esa forma se pueden coordinar con diferentes centros de hemodiálisis a nivel global, permitiéndoles a poder realizar turismo alrededor de una gran cantidad de destinos en el mundo manteniendo sus cuidados en la salud.

La plataforma está centrada fundamentalmente en la parte humana del paciente, y en la confianza que se desarrolla entre ellos al momento de viajar por el mundo. Sobre su desarrollo, las ventajas de su uso y el desarrollo de aplicaciones centradas en la salud, Brecha Cero dialogó con Javier Artigas – Herrera, Chairman de Connectus Médical.

Brecha Cero: ¿Cómo nació la idea de Connectus Médical?

Javier Artigas – Herrera: La idea de Connectus Médical nació en Argentina, en un momento en el por mi condición de salud me estaba dializando. Para ese entonces había ido a Córdoba, donde me debía realizar una diálisis programada.  Cuando llegué a la clínica donde me la debía realizar no me habían registrado el turno y, como ese día era feriado la parte administrativa no estaba abierta, no podían cobrarme y por tanto no podían hacerme el tratamiento.

Esta situación me llevó a recorrer casi toda la provincia buscando un lugar donde me puedan atender. Finalmente encontré un lugar donde realizar la diálisis y, aunque tampoco tenían como cobrarme, me atendieron igual.

Ahí empecé a pensar una forma de asegurar la atención de pacientes en mi condición de salud cuando están fuera de sus ciudades. Se trata de un desafío porque generalmente los sistemas administrativos, financieros y de salud van por diferentes carriles, por lo que es un tema complejo a solucionar.

A esto se sumó mi situación laboral que también era particular, porque me había quedado sin trabajo y contaba con fondos para llevar adelante la aplicación. Así el 15 de agosto de 2015 nació Connectus Medical, donde inicialmente teníamos 14 centros de atención en Argentina, Brasil y Montevideo. Esa idea inicial evolución hasta la actualidad donde contamos con 126.000 socios a lo largo de todo el mundo.

Brecha Cero: ¿A qué público está dirigida la aplicación?

Javier Artigas – Herrera: En la actualidad estamos enfocados en pacientes que necesiten dializarse, nuestras metas inmediatas pasan por aumentar la cantidad de personas que formen parte de nuestra aplicación. La idea es aumentar los actuales socios hasta 250.000 y, una vez alcancemos ese número, seguramente busquemos aumentar hasta 500.000.

Quizá en el futuro podamos aumentar nuestros servicios para personas que tengan otras dolencias, como pueden ser tratamientos de quimioterapia, por ejemplo. Incluso recibimos propuestas para incorporar pacientes con otras enfermedades, pero por el momento preferimos centrarnos donde estamos.

Brecha Cero: ¿Qué obstáculos encontró al momento de ponerla en marcha?

Javier Artigas – Herrera:  Encontramos obstáculos de todo tipo. En primer lugar desde el propio paciente. Es necesario entender que el paciente duda siempre de lo que se le ofrece, porque no suele tener experiencias positivas. Entonces lograr esa confianza con cada uno de los que participan de la aplicación fue una de las metas más difíciles de lograr.

En un primer momento habíamos pensado en médicos como los socios para cada uno de los pacientes, pero estos no generaban empatía. La verdadera empatía se generó cuando la plataforma empezó a contactar pacientes con pacientes. Este proceso de confianza que se genera entre los pacientes fue clave para que la plataforma alcance nivel global.

En otras palabras, si se considera por sus cualidades técnicas la plataforma no tiene valor alguno. Es decir, si bien necesitan recursos para ponerla en marcha, el valor real es un intangible que es la confianza de cada uno de los pacientes.

Brecha Cero:  ¿Existieron condiciones que potenciaron el despliegue de la aplicación?

Javier Artigas – Herrera:  La confianza de cada uno de los pacientes fue fundamental. Cuando se contrata un seguro, o se visita a un médico, nadie se pregunta si tuvo la misma afección por la que se lo va a consultar. Sin embargo, la plataforma está conformada por pacientes, lo que genera un mayor vínculo y empatía entre ellos.

Al estar conformada por pacientes que conocen el proceso, ya sea porque lo llevan delante de forma cotidiana o porque lo hicieron en alguna parte de su vida, es mucho más simple generar empatía entre ellos. Es decir, cada uno se ve reflejado en la experiencia del otro y de esa manera es más simple que se reconozcan y se tengan confianza.

Brecha Cero: ¿Qué importancia tienen las tecnologías móviles en su implementación?

Javier Artigas – Herrera:  Las tecnologías móviles son importantes, muy importantes para poder llevar adelante este tipo de iniciativas. Sin embargo, más importante es el abordaje al paciente. La humanización de la salud es prioritaria, tenemos que brindarle a cada paciente el mismo tratamiento que esperamos recibir. Es necesario que se tome el tiempo para entender las necesidades y demandas de cada uno de los pacientes, en lugar de atender a cada uno en 10 minutos y seguir fórmulas prefijadas.

La tecnología es importante pero no debe suplantar todo, es importante que exista un plan de salud centrado en la parte humana. En algún momento el sector de la salud tiene que poner el foco en el paciente, preocuparse por sus condiciones, por sus necesidades y tratar de que pase el proceso de recuperación de mejor forma.

En la formación de los médicos debería hacerse foco en la parte humana de la salud. Así como se hace foco en parte la administrativa, o en la propia medicina, se debe hacer foco en el paciente. Es necesario que se escuche al paciente, tanto en temas de infraestructura como en el trato. Es importante considerar el bienestar del paciente al momento de tratar su recuperación.

Los sistemas de salud deben tener el foco puesto tanto en el médico, como en el paciente. Y, fundamentalmente, en la relación de confianza entre ambos.

Brecha Cero:  ¿De qué manera los gobiernos pueden estimular la creación de este tipo de Apps?

Javier Artigas – Herrera:  Por más esfuerzos que lleven adelante los gobiernos, sino existe una necesidad de solucionar un problema en los emprendedores es imposible que surjan aplicaciones. Los gobiernos pueden organizar hackatones, encuentros, premios, pero esto tendrá como resultado aplicaciones más centradas en el ocio.

Difícilmente se pueda generar una aplicación similar a la que desarrollamos de algún emprendedor que no estuvo al límite de las necesidades. Pueden existir buenas ideas, pero sin la experiencia y el conocimiento profundo de la problemática, en este caso de la diálisis, es muy complicado que surjan estas aplicaciones.

Tampoco es necesario que se desplieguen aplicaciones por el sólo hecho que se puedan hacer. Es necesario que se busque un sentido a lo que se quiere innovar, en lo que se quiere desarrollar, que se conozca la parte humana detrás de la aplicación, que se tenga conciencia de las necesidades que tienen quienes van a usarla.